1/4

NUTRICIONAL

​

Una nutrición adecuada contribuye de manera significativa a sentirse bien y a mantenerse saludable. Por lo tanto, es muy importante hacer una selección consciente de los alimentos adecuados para mejorar la salud física. Además, la comida es un asunto agradable que puede tener un efecto positivo en la psique.

 

Para llevar una dieta saludable se deben observar ciertos principios. El cuerpo debe estar dotado de suficiente líquido para evitar deficiencias físicas. Además, la dieta diaria debe incluir varias porciones de frutas y verduras, de manera que el cuerpo cuente con los nutrientes suficientes. Los productos de grano, como la pasta, el pan, el arroz y los cereales proporcionan energía. La leche y sus productos derivados son compatibles con una dieta saludable, ya que proporcionan al cuerpo humano el calcio necesario. Debido a su alto contenido en grasa, estos alimentos deben ser disfrutados en pequeñas cantidades. Por regla general se puede afirmar que diariamente debemos consumir alimentos de todos los grupos alimentarios para asegurar las dosis recomendadas de nutrientes fundamentales. Por otra parte, una nutrición apropiada comporta un peso corporal saludable. Las personas que desean perder peso, deberán reducir el peso a través de una combinación de una alimentación sana y el ejercicio regular. La selección apropiada de los alimentos ayuda a ahorrar calorías.

 

La edad de la persona, el gusto personal, los deseos personales, la actividad física y la condición relacionada con la salud son factores a tener en cuenta a la hora de elegir los alimentos. Por ejemplo, niños a menudo prefieren otros alimentos que los adultos. Las papilas gustativas son mucho más sensibles, por lo que las experiencias positivas de sabor deben ser incluidas en la dieta. Las personas mayores, sin embargo, tienen una menor necesidad energética que las personas jóvenes. Las personas con problemas de peso y los que padecen alguna enfermedad tienen que considerar otro tipo de dieta. Lo mismo ocurre con las mujeres embarazadas. También hay personas que prefieren una dieta vegetariana. Por lo tanto, una dieta saludable debe ser adaptada a las necesidades y deseos personales.

 

Una dieta saludable está diseñada para proteger contra los problemas de salud, que pueden incluir niveles elevados de lípidos en sangre, la obesidad, enfermedades del corazón, diabetes, caries, accidentes cerebrovasculares y el cáncer.