1/3

MASAJE DE SONIDO

​

El masaje de sonido con cuencos tibetanos tiene sus orígenes en el arte de la curación védica, de más de 5000 años de antigüedad, que observa a la persona de manera integral como cuerpo, mente y alma. Nuestra psicología compleja puede verse afectada por la disfunción y el dolor físico, así como nuestro ser espiritual y emocional. La terapia de sonido puede resolver problemas físicos, mentales y espirituales detectables con la ayuda de la curación de las vibraciones sonoras, que hacen que las células de nuestro cuerpo se reorganicen en un orden armonioso.

 

Las vibraciones que emanan de los cuencos tibetanos al ser rozados suavemente con un palo disuelven los bloqueos existentes en el cuerpo dejando una agradable sensación de bienestar. Cada cuenco es único, con vibraciones y sonidos únicos. El efecto transformador del sonido trae consigo paz y equilibrio interior, y apoya y promueve la curación natural. El sonido, el tono y la resonancia se determinan por el tamaño, la forma y el grosor del cuenco.

 

Los sonidos calmantes promueven una relajación profunda, la mejora de la eficiencia energética, el alivio del estrés y la claridad de pensamiento, que a su vez puede afectar su vida diaria de manera positiva. Pruébelo y disfrute de este maravilloso masaje en forma de canto.