1/4

LA RELAJACION MUSCULAR

​

En la relajación muscular progresiva, aprenderá a calmarse interiormente a través una intensa experiencia en la relajación de los músculos. Uno se acostumbrará a responder a la tensión con la relajación inmediata, y consecuentemente podrá mantener la calma en situaciones de estrés por sí mismo. Mediante este ejercicio será capaz de responder con calma a la excitación, al miedo o a la ira. Además, se desarrollará gradualmente una mejora de la sensibilidad a la tensión en la vida cotidiana y por lo tanto el individuo podrá reaccionar mejor a la tensión física.

 

En la rehabilitación médica, el entrenamiento de relajación juega un papel cada vez más importante en el tratamiento de las enfermedades crónicas: resultados de investigaciones muestran una influencia positiva de la relajación muscular progresiva a una gran variedad de enfermedades y dolencias, como el dolor crónico y los trastornos múscular-esqueléticos, dolores de cabeza, migrañas, trastornos psicosomáticos, molestias cardiovasculares, tales como la hipertensión, trastornos del tracto gastrointestinal, trastornos de ansiedad, nerviosismo, y estrés mental o tensión diaria.

 

 Pero relajación muscular progresiva juega un papel importante en la prevención de las enfermedades: por ejemplo, puede la práctica regular de la relajación muscular fortalecer la capacidad de lidiar con el estrés y la tensión diaria y contrarrestar así el desarrollo de enfermedades.